El cálculo: Evaluación de impacto ambiental

 

El cálculo de la Huella de Carbono es una herramienta que surge en la búsqueda de estudiar el comportamiento de las personas con su entorno, calculando el impacto ambiental que poseen ciertos productos, organizaciones y eventos.

 

Una herramienta que apunta a cuantificar las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) como consecuencia de la actividad de una empresa, el ciclo de vida de un producto o en la realización de un evento.

 

Los GEI son principalmente  el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y óxido nitroso (NOx), entre otros como el monóxido de carbono (CO) o el hexafluoruro de azufre (SF6).

 

En el cálculo de la HC de un evento el foco estará puesto en el consumo tanto de electricidad como de combustibles fósiles de las actividades relacionadas con el evento en sí. Estas emisiones son calculadas y pueden ser compensadas para conseguir neutralizar las emisiones de dióxido de carbono equivalente (CO2e). Unidad de medida que normaliza y expresa los impactos de los gases de efecto invernadero restantes.

 

Para llevar adelante la medición usaremos  la metodología GHG Protocol, iniciativa del World Resources Institute (WRI) y el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD).